The Loaf in a Box

El equipo de The Loaf cerró las puertas de su pop-up bakery en San Sebastián el pasado 30 de septiembre. Pero unos días antes de que esto sucediera tuvimos la suerte de recibir en casa uno de los pedidos de su tienda online. Pocas veces cabe en una caja tanta felicidad.

 

No exagero si digo que hacer un pedido online de pan es la cosa más friki {gastronómicamente hablando} de toda mi vida. Me enteré por mi buen amigo Jesús Fernández {si no has visitado su blog No soy otro Gourmet, estás tardando} de que los chicos de The Loaf habían abierto su panadería virtual y que él, para envidia mía, ya había hecho su pedido. No lo dudé y días más tarde nos llegó una sencilla caja de cartón que despedía un olor maravilloso.
Si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma. Ya que no pudimos disfrutar en persona de este increíble experimento que ha provocado que cientos de panarras visiten Donosti solo para comprar su pan o asistir a algún curso {o con suerte conocer a esos dos magos del pan que son Dan Lepard e Iban Yarza}, por lo menos podríamos comer en casa su pan y comprobar si era cierto lo que todos decían: que estaba rebueno.
La caja contenía cuatro hermosos ejemplares, dos classics y dos especiales. El resultado fue muy bueno: con unos minutos de horno el pan estaba perfecto, crujiente corteza, intenso sabor, miga abundante. Lo mejor, que tengo dos de ellos congelados para alargar un poco más la diversión.

No hizo falta mucho más que un jamón rico, unos quesos enormes de Bon Fromage {en el Mercado de Chamartín; merecen una visita y un post propio} y la sensacional mantequilla de Échiré {la misma que sirven en Santceloni o en esa gigante cubeta en Arzábal}. Aunque los panes se comían solos.

Estoy segura que The Loaf no ha dicho adiós, solo hasta luego. Falta por ver si se establecen en Donosti o nos dan un alegrón y comienzan proyecto en Madrid, que falta nos hace un buen pan {no me olvido de lo que hace Javier Marca, pero eso lo contaremos otro día}.

Las fotos, un día más, de David.

Aquí os dejo un pequeño vídeo en el que Lepard cuenta las motivaciones de The Loaf in a Box.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s