La tortilla de Senén

Habíamos oído hablar mucho {y generalmente bien} de la tortilla congelada del chef Senén González. Así que nos hemos animado a probarla, pese a ser bastante reticentes con las tortillas que no son caseras. A los que nos gusta preparar tortillas y presumimos de ello, siempre preferimos hacerlas en casa. Bien, pues para una emergencia, para ese día perezoso o simplemente para pegarnos un homenaje en menos de 10 minutos, la tortilla de Senén merece la pena.

Senén González es un cocinero joven que dirige en Vitoria Sagartoki, un restaurante de producto que además posee una de las mejores barras del País Vasco {sus rulos, esas versiones de los makis japoneses con envoltura de láminas de verduras deshidratadas han recibido varios premios}.
Senén lleva años ofreciendo sus tortillas recién hechas en Sagartoki y participando en el concurso a la mejor tortilla de Lo Mejor de la Gastronomía, que por fin ganó en la última edición. Hace un tiempo tenía el empeño de que todo el que quisiera pudiera comerse sus tortillas en cualquier lugar, y a la vista está que ha conseguido hacerlo realidad. Su mejor arma de marketing es el boca a boca de los clientes. Gracias a ello sus tortillas congeladas han ganado adeptos, curiosamente entre muchos que se tienen {o les tengo} por gourmets.
Cualquiera puede hacer una tortilla de patata: la receta es simple, rápida y barata. Ahora bien, no tantos pueden presumir de cocinar una buena tortilla. Aquí entra en juego el gusto {está el que la prefiere muy poco hecha, casi melosa; o el que le gusta muy cuajada; el amante de las tortillas finas o el que se inclina por esas de varios centímetros de altura; en la discusión de con o sin cebolla ni entro: una tortilla sin cebolla es como una fuente sin agua}. Hay pocos platos que yo domine como la tortilla. Por eso estaba tan escéptica.
En la web Senén explica como prepararla: calentar a fuego medio aceite en una sartén, colocar la tortilla con el lado plano hacia abajo, esperar cuatro minutos y darle la vuelta. Cuatro minutos más y está lista. La hemos cocinado siguiendo las indicaciones y los tiempos, y el resultado es bueno: el interior jugoso, muy cremoso. El sabor, muy similar al de la tortilla casera {matizo: he comido tortillas “caseras” infinitamente peores}; quizá algo sabrosa de más, pero eso va en gustos.
El que quiera comprarla puede hacerlo aquí o acercarse hasta el Mercado de San Miguel donde hace unos días ha inaugurado un puesto.

La tortilla llega en una fuente de plástico. El aspecto, a primera vista, no es muy apetecible. Pero después de pasar por la sartén, mejora mucho.

Una vez descongelada, solo necesita 4 minutos al fuego por cada lado.

El resultado, un interior poco hecho, muy cremoso, con una textura agradable.
Notable alto!

Las fotos, de David.

7 pensamientos en “La tortilla de Senén

  1. Esta deliciosa, y he comido exquisitas tortillas pero esta además de salvarnos de imprevistos es que realmente disfrutaremos degustándola.

  2. Senén es de Vitoria y, como todo buen “patatero”, un aqrtista de los tubérculos de nuestra tierra.
    Eso sí, la tortilla está mucho más rica en la barra del Sagartoki.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s