La Panamericana

En un local chiquitito de la calle Hortaleza de Madrid se esconde una propuesta gastronómica que combina buen producto, elaboraciones preparadas con mimo y unas grandes dosis de creatividad. El resultado, unas presentaciones asombrosas y una fiesta de principio a fin. Los sabores, venezolanos, mexicanos, brasileños, peruanos… Se llama La Panamericana.

Emiliano Reyes, propietario e ideólogo de este rico invento no es un novato. En Caracas era propietario de varios restaurantes. Y cuando llegó a Madrid abrió el japo Yataki.
Con La Panamericana ha querido hacer un viaje de regreso: “Cuando los españoles conquistaron América llevaron sus productos, su cocina. Ahora yo traigo de vuelta toda esa influencia española, pero pasada por el tamiz de la cultura gastronómica sudamericana. Es una manera de devolver todo lo bueno que nos dieron a conocer”.

En La Panamericana no encontrarás un local lujoso, pero sí un entorno agradable y acogedor. El equipo de sala, amabilísimo y encantador, está muy involucrado con la propuesta gastronómica {algo desgraciadamente poco usual en Madrid} y la defiende con pasión y mucho sentido del humor. Y si no, mirad como nos recibieron: “Vamos a comenzar con el café, terminaremos con sushi y, antes de que os vayáis, os daremos dos hostias”. Y todo transcurrió exactamente como nos lo habían contado.

El “café”: o como ellos dicen el “cardito exprés”, servido en cafetera italiana.

El juego sigue cuando descubrimos que en el interior de la cafetera hay rico marisco, en el que se ha infusionado el caldo.

Y en el filtro, verduras.

Seguimos con el divertimento: el tiradito de pez mantequilla con pulpa de naranja, maracuyá, lima y tamarindo. ¿Y las palomitas? Pues para volcarlas en la salsa una vez que se ha comido el pescado y tomarlas con palillos. Sensacionales.

Temaki de bienmesabe, con albahaca, cilantro y cazón en adobo . Súper jugoso.

Entra en escena Emiliano Reyes. Él va a ser el encargado de prepararnos el Bloody Mary “trasmutador”, que como dijo “pone luz en los momentos oscuros”. Le dimos la razón, claro.

Aquí el bloody mary, de aspecto tradicional; en boca, sorprendente: tiene un toque refrescante cuyo origen tardamos muy poco en descubrir.

La sorpresa: en la coctelera, un cóctel de gambas, que después sirven en copa. ¡Así estaba de bueno el vodka!

Causa azteca: puré de Patata al chile chipotle, pulpo tempurizado con tomate
y mayonesa de chile. Fue uno de los platos que más nos gustó. Una versión del pulpo a feira pasada por un tamiz sudamericano.

Divertida {y rica} versión del ají de gallina, servida en cucurucho de tortilla de maíz frita.

Y acabamos con el falso sushi: una versión dulce con arroz con leche y membrillo de guayaba, acompañado de una potente salsa de jalapeño que le daba el contraste perfecto.

Antes de irnos las dos hostias que nos prometieron, pero eso sí, con dulce de leche que entran mejor.

Resumiendo: una propuesta sabrosa y creativa, con unos precios súper ajustados {35 euros de media}, que no tardaremos en disfrutar de nuevo.

Las fotos, de David.

La Panamericana
Hortaleza, 72
Madrid

Anuncios

5 pensamientos en “La Panamericana

  1. Impresionante. Tiene una pinta espectacular y, a ese precio, ya sé dónde voy a ir a comer la próxima vez que salgamos por ahí.

    Muchísimas gracias por descubrirlo!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s