¡Viva el fast good!

A diario no tenemos ni tiempo ni ganas de preparar grandes cenas. Tampoco creemos que sea el momento de la gran comilona. Optamos por platos rápidos pero sin renunciar a comer algo rico. Eso que Adrià bautizó como fast good. En unos minutos y con pocos ingredientes se puede preparar un plato delicioso, como esta tosta de mascarpone, anchoas y tomate seco. Para chuparse, literalmente, los dedos.

Sigue leyendo